Actividades principales

Actividades principales

Las principales actividades desarrolladas por la Comisión Provincial de Derechos Humanos deben describirse necesariamente por períodos y debidamente contextualizadas en el momento histórico que se desarrollaron, es por eso que hemos separado ésta reseña en tres períodos principales: la dictadura, la democracia desde sus inicios hasta el indulto a los genocidas y un tercer período que podríamos denominarlo la refundación de la C.P.D.H. 

La dictadura

En ésta etapa las actividades giraban en torno a la búsqueda del desaparecido, presentación de hábeas corpus, y la incesante demanda de aparición con vida . Es en dictadura donde la actividad de los Organismos de Derechos Humanos de todo el país resultaba particularmente irritante para el poder y se han dado numerosos casos de desaparición de militantes y familiares . 

Democracia (período inicial)

Aquí se incorpora el reclamo de Juicio y Castigo a los responsables de la represión y la demanda de libertad a todos los presos políticos que permanecían en las cárceles, además de un decidido acompañamiento de las actividades de la conadep, acercando a ésta los casos locales. Se asiste y asesora a los familiares de las víctimas de la dictadura, acompañando y realizando el necesario seguimiento de las causas judiciales, la mayoría de las cuales finalmente caerían con la ley de Obediencia Debida. Esta época se caracteriza por la lucha contra la impunidad de los genocidas y el reclamo de desmantelamiento del aparato represivo con el objeto de evitar hechos futuros de violaciones a los elementales derechos a la vida y a la seguridad personal de todos los ciudadanos, además de una férrea oposición a las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y al Indulto, instrumentos creados para garantizar la impunidad de los responsables de crímenes atroces durante la Dictadura. 

Actividades principales

Con el objetivo de favorecer el esclarecimiento de éstos hechos en el seno de la comunidad en general, se realizaron numerosas campañas de difusión consistentes en difusión de vídeos en escuelas, facultades, sindicatos etc. Se realizaron además charlas- debates, festivales, marchas y petitorios. En sede de la Facultad de Derecho se colocó una placa que permanece aún hoy con el nombre de los desaparecidos estudiantes y egresados de ésa casa de estudios . El Indulto decretado por el Presidente de la Nación, Dr. Carlos Menem cerraba un ciclo de impunidad que se había iniciado en el anterior gobierno con la sanción de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y marcaba la disolución de la Comisión Provincial de Derechos Humanos como tal, ya que no pudo sobreponerse a ésta situación. Posteriormente surgió el “Foro Multisectorial por la Justicia”, organismo que ocupó el espacio de la defensa de los Derechos Humanos y contribuyó a enriquecer la visión que se tenía en aquel momento del rol de las instituciones humanitarias, incorporando a los reclamos tradicionales el problema de la violencia policial e institucional en democracia. El Foro estaba conformado por el sepraj y sectores gremiales y sociales varios. 

La refundación de la C.P.D.H.

En el año 1998 ante la crisis económica y social de la provincia, surge la necesidad de refundar la C.P.D.H. que incorpora además de lo aportado conceptualmente por el Foro Multisectorial por la Justicia, la idea del “desaparecido social”, un nuevo sujeto que surge como producto de la exclusión de importantes sectores de la población de los beneficios del modelo, recluyéndolos en escalas marginales del “nuevo orden económico”. Estos sectores van desde los desocupados, jubilados, sub-ocupados , y en fin , todos aquellos sectores a quienes se les ha conculcado sus más elementales derechos.

Actividades principales

L a primer actividad de éste período fue la colocación de una placa en la tumba de Ester Galarza de Artieda, madre de un desaparecido (Rómulo Gregorio Artieda) y que fuera en vida un verdadero ejemplo de lucha reconocido por todos quienes la conocíamos. En casa de Ester se realizaron la mayoría de las reuniones de la C.P.D.H. lo que constituyó su domicilio en la referencia obligada de quienes se comunicaban con la Comisión. También se iniciaron una serie de charlas en sindicatos y facultades con temas diversos y se realizó el “Festival por la Memoria” el 24 de Marzo de 1999 rememorando el inicio de la Dictadura Militar. La C.P.D.H. tuvo una participación activa en la constitución de “La Plaza de la Dignidad” (instalando una carpa propia: la número 9) y todo el fascinante proceso social que vivió el pueblo correntino en el año 1999, en el entendimiento de que éste proceso no era otra cosa que el grito de un pueblo en demanda de la satisfacción de sus derechos humanos esenciales.

En el año 1999 Corrientes vivió intensas y extensas jornadas de lucha que sorprendieron a propios y extraños, tanto por la gran participación popular, como por las formas indudablemente creativas de lucha que se han dado en ese período. El orgulloso pacifismo, los constantes apelativos a la religiosidad y la infinita paciencia de su gente, sumado a una profunda crisis económica han parido nuevas formas de protesta social que serían asumidas en el conjunto de la Argentina como parte de su rico anecdotario. Incluso ciertos apelativos, tales como “autoconvocados” fueron posteriormente reivindicados en distintos puntos del país para denominar a los sectores en lucha que se convocaban al margen de las estructuras partidarias y sindicales tradicionales. Meses de convivencia de sectores de la comunidad tan disímiles en sus orígenes y formación, han ampliado los marcos de tolerancia y enriquecido la visión de la vida no solo de aquellos que participaron activamente de éstos hechos, sino también de los que los “observaban” a través de los medios. Existe actualmente en el pueblo correntino la extendida opinión de que en éstas tierras, y a partir de éstos sucesos , ya nada será igual. En éste contexto se realizaron numerosas acciones entre las que se destacan las actividades plástico-recreativas vinculadas a los derechos de los niños y realizada en conjunto con las maestras jardineras auto convocadas y dirigida a los niños de cualquier edad.

También merece una mención especial una obra de títeres realizada en común con los artistas autoconvocados donde se satirizaba el comportamiento autoritario y los favoritismos hacia los acólitos del poder que caracterizaban la coyuntura. Esta obra reflejaba claramente una profunda demanda de justicia que invadía la conciencia de quienes protagonizaron “el aguante”. 

Síntesis de la causa del RI9

Luego de la anulación por parte del Congreso de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes tomó la decisión de la reapertura de las causas iniciadas en el año 1984. Es así que en el mes de noviembre del año 2003 la familia de Vicente Víctor (Cacho) Ayala presentó la querella criminal por su desaparición, ocurrida el 16 de febrero de 1976, junto a otros tres compañeros, quienes son Julio Barosi, Jorge Saravia Acuña y Orlando Diego Romero, ante  el Juzgado Federal de Corrientes con el patrocinio de los abogados de la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes, Dres. Ramón C. Leguizamón y Diego J. Vigay. En esta causa se hallan involucrados personal policial comandados por Diego Ulibarrie.

En éste mismo sentido, el día 24 de Marzo de 2004, los familiares de Rómulo Gregorio Artieda,  presentaron también querella criminal por la desaparición del mismo, y en razón de que existen sobrados elementos probatorios de que Rómulo Gregorio Artieda fue visto con vida en el Ex- Regimiento de Infantería 9 “Coronel Pagola” de Corrientes (Ex –RI9), lugar que funcionaba como Centro Clandestino de Detención (CCD), ésta última presentación judicial se convirtió de hecho en una “megacausa”, ya que los diversos testimonios aportados por ex – detenidos liberados, no sólo permitió comprobar fehacientemente la calidad de CCD del Ex –RI9 sino que además esos testimonios abrieron la puerta para la incorporación en la causa de otros familiares de desaparecidos, también en calidad de querellantes, en virtud de que de dichas testimoniales se pudo comprobar el paso por ese CCD de otros compañeros, hoy desaparecidos, como Ramón Vargas y Fernando Piérola.

La Comisión de Derechos Humanos de Corrientes es actualmente parte querellante de ésta causa, acumulada en una sola, denominada “Demarchi, Juan y otros por tormentos agravados por el tiempo, privación ilegítima de la libertad agravada por el tiempo y desaparición forzada; Expte. N° 276/04 , en la que el Juez Federal Carlos Soto Dávila, en fecha 6 de octubre de 2004 dictó la orden de detención de 12 uniformados, 9 de ejército y 3 de Gendarmería Nacional.

De éstos doce uniformados quedan detenidos tan sólo algunos, ya que el General Cristino Nicolaides ya se encontraba cumpliendo arresto domiciliario, Aguiar está fallecido y el Oficial Carlson no está detenido,, por lo que hacen su presentación espontánea el día 12 de octubre, Juan Carlos Demarchi, los Coroneles en actividad Losito y Barreiro, el por entonces Sargento Cárdenas, Piris y los gendarmes Reinoso, Cruz y Zanek (estos dos últimos fueron excarcelados).

Luego de designar como abogado defensor al Defensor Oficial Dr. González Cabañas los integrantes del Ejército se negaron a declarar y solicitaron su excarcelación la que les fue denegada, los de Gendarmería son patrocinados por el Abogado de la Fuerza, el Dr. Ross y actuaron en sintonía con los anteriores, siéndoles concedidas la excarcelación a Cruz y Zanek y denegada al Comandante de Gendarmería Nacional Raúl Reynoso, en todos los casos la Resolución del Juez en los que denegó la excarcelación fue ratificada por  la Cámara de Apelaciones.

Posteriormente dos de los integrantes del Ejército, Juan Carlos Demarchi y Barreiro reemplazaron a el defensor oficial por un conocido abogado de nuestra ciudad, el Dr. Buompadre.

Actualmente la Causa Judicial se halla en una etapa decisiva, ya que se ha dado el cierre de instrucción y la elevación a juicio, constituyéndose así en una de las causas judiciales más avanzadas.

Recientamente he encontrado los enlaces de las tiendas muy interesantes y chulas de las descuentas y los promociones. Os recomiendo que entréis y busquéis lo que os apetece. En Mascupon.es podéis encontrar los descuentos de la ropa deportiva. La tienda de  Mascupon.com.mx  os ofrece los descuentos de la ropa para los hombres y las mujeres. También Mascupon.com.ar  os presentan los promociones de los aparatos Samsung.

El TJUE cuestiona la lista de objetos prohibidos en el equipaje de mano

Uno de los pilares básicos del Estado de Derecho es el principio de legalidad y, consustancial a éste, es el de publicidad de las normas jurídicas para que éstas puedan tener plenos efectos jurídicos frente a todos. Esto es algo básico en todo Estado Democrático y de Derecho en el que la seguridad jurídica es uno de los principios fundamentales que lo inspiran: que los ciudadanos sepan en cada momento a qué atenerse medienta unas normas que les obligan por tener la debida publicidad. De esta forma, la publicidad de las normas garantiza que los ciudadanos son libres porque saben en todo momento qué actuaciones están sacionadas por la ley y qué actuaciones no, con lo que se evitan actuaciones arbitrarias en el ejercicio de la potestad sancionadora de los poderes públicos.

Sin embargo, un principio tan básico en todo ordenamiento jurídico democrático del que se predique el respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos fue pasado por alto por la Comisión Europea cuando estableció el Reglamento sobre Seguridad Aérea de 2002, Reglamento que fue correctamente publicado en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas, pero no así la lista anexa que contenía y en la que se relacionaban los objetos prohibidos en el equipaje de mano, lista que se convertía así en secreta y sin la debida publicidad que requería como parte integrante del Reglamento Comunitario en el que se insertaba. Ello, a todas luces, convertía esa lista en inexistente y nula de pleno Derecho.

Sin embargo, a pesar de ese vicio que presentaba la mencionada lista, ésta fue aplicada a pies juntillas en todos los aeropuertos de la Unión Europea en aras de la seguridad aérea, provocando indefensión a los ciudadanos ante decisiones por parte de los agentes de seguridad de los puestos de control que, en todo caso, siempre eran arbitrarias por ampararse en una norma que jamás entró en vigor por no ser publicada.

Eso es lo que le ocurrió, precisamente, al ciudadano austriaco Gottfried Heinrich, quien el 25 de septiembre de 2005 fue retenido en el control de seguridad del aeropuerto de Viena por llevar en su equipaje de mano raquetas de tenis, artículos supuestamente prohibidos según la lista no publicada y que, por tanto, nunca entró en vigor. Ante esa situación, Heinrich protestó y acabó subiendo al avión con las raquetas, aunque, posteriormente, le obligaron a abandonar el avión, lo que supuso una violación en cadena de sus derechos fundamentales, violación que fue denunciada por Heinrich ante los tribunales austríacos, los cuales presentaron una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), cuestión que ha sido resuelta por el referido Tribunal en favor de la nulidad de la lista secreta de objetos prohibidos en el equipaje de mano, nulidad fundada, precisamente, en su falta de publicidad.

Pero el TJUE va mucho más allá, ya que quita también toda validez a la publicación que realizó la Comisión Europea en agosto del año pasado de esa lista en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas, ya que lo que se discutía en el caso promovido por Heinrich era la ilegalidad de la lista secreta que le afectó a él y que tanto ha afectado a muchísimos ciudadanos, los cuales, en base a criterios en algunas ocasiones peregrinos y sin ningún sentido, han tenido que deshacerse de pertenencias y souvenirs antes de subirse al avión, ello sin ningún amparo legal y en violación de los más esenciales Principios Generales del Derecho. Además, ha de tenerse en cuenta que la simple publicación de una lista en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas no tiene valor jurídico alguno, ya que ha de revestir la forma de Reglamento Comunitario, por lo que es necesario que cualquier documento que limite los derechos de los ciudadanos y les imponga obligaciones revista esa forma jurídica, por lo que la publicación de la lista secreta que llevó a cabo la Comisión Europea en agosto del año pasado no otorgaba validez alguna a aquélla, a lo que se une el hecho de que existen algunos objetos prohibidos que continúan siendo secretos y todavía no han sido publicados.

No obstante, a pesar de la decisión del TJUE, ello no implica que la lista de objetos prohibidos en el equipaje de mano carezca de toda validez, ya que la cuestión todavía es objeto de contienda al afirmar la Comisión Europea que la lista siempre fue pública, admitiendo, no obstante, que no se publicó en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas, algo que, como indicamos y señala el TJUE, precisamente, vicia de nulidad la referida lista. Por tanto, a pesar de la resolución del TJUE, todavía hay que tener presentes las prohibiciones contenidas en la lista de objetos prohibidos y que reproducimos en nuestra sección dedicada a la facturación del equipaje y no arriesgarnos a tener que dejar en tierra algún preciado objeto que deseemos llevar en el viaje. Además, conviene recordar que nos encontramos ante un Dictamen (no una Sentencia) que cerece de fuerza vinculante y que sólo se refiere a la cuestión prejudicial planteada por el tribunal austríaco ante el que Gottfried Heinrich presentó su demanda, surtiendo sólo efectos para ese caso concreto.

En cualquier caso, y sea como fuere, el Dictamen del TJUE supone un avance importante y viene a arrojar luz sobre algo que, desde luego, era ciertamente oscuro, aunque, lo más importante, es que se recuerda a las autoridades Comunitarias que el principio de legalidad resulta fundamental y su respeto esencial en la construcción democrática de la Unión Europea. Veremos cómo termina la cuestión y si, finalmente, podremos saber a ciencia cierta qué podemos y qué no podemos llevar en nuestro equipaje de mano, disponiendo de una verdadera norma jurídica a la que sujetar nuestra actuación y a la que, en su caso, ampararnos.

Los derechos de los adolescentes

Los derechos de los adolescentes

Las consideraciones

Para que tengas algunos elementos mínimos que te permitan a vos, a tus familiares o a tus amigos defenderte ante algún caso de detención arbitraria te dejamos algunas consideraciones a tener en cuenta:

1. Nadie tiene obligación legal de llevar sus documentos al salir a la calle, menos aún un menor de edad. sin embargo, corno la falta de documentos; es una excusa habitual para detenerte, trata de llevarlos siempre que salgas.

2. Las personas mayores de 18 años  pueden ser detenidas por la policía si están cometiendo un delito (in fraganti”), por tener orden de captura de un juez en una causa ya iniciada, o por averiguación de identidad.

3. Los menores de 18 años pueden ser detenidos si están cometiendo un delito o por orden judicial, pero no “en averiguación de identidad” o “para identificar”; pero si te ocurre, o si te detienen “por estar en la calle después de las 22:00”, o porque si,  recordá que no te puedes esposar, ni llevar en un auto que no se identifique como policial. Tampoco te pueden encerrar en un calabozo, ni tenerte junto a mayores de edad, ni quitarte los cordones y/o cinturón, ni hacerte “tocar el pianito”, ni incomunicarte.

4. Lo primero que tiene que hacer el policía que te detuvo al entrar a la comisaría es avisar al juez de menores de turno. pregunta qué juez está de turno, y si le dieron intervención, por si te toca un policía con mala memoria…

5. Tenés derecho a ilamar de inmediato a tu familia, a tu abogado o a una persona de confianza.

6. El único que puede revisarte es un médico. aunque tenga guardapolvo, pedile su matricula (es como un camet). nadie más tiene derecho a revisarte o hacerte quitar la ropa.

7. Una persona mayor de edad que sea responsable por vos tiene que ir de inmediato a la comisaria, porque el juez de menores sólo ordena la “entrega” del menor a los padres o tutores. si no hay un mayor responsable puede decidir que estás “en situación de abandono o desamparo” y mandarte a un instituto de menores, donde con seguridad vas a estar abandonado y desamparado.

Ojo: si durante la detención (por el motivo que sea) la policía comete cualquier irregularidad o no respeta tus derechos, una vez afuera podes denunciarlo personalmente si sos mayor de edad o por intermedio de tus padres o tutores si sos menor.

Si supones que un amigo o familiar tuyo fue detenido, y no sabes por qué motivo, no te lo quieren decir, no sabes dónde está o tenés motivos para pensar que le hayan pegado, podes interponer un recurso de habeas corpus. en cada lugar donde hay tribunales hay un juzgado de turno para habeas corpus, no importa la hora del día o de la noche. El que presenta el recurso no necesita tener documentos, ni ser pariente del detenido. Tampoco hace falta hacerlo por escrito, ni se necesita un abogado. Cualquiera, mayor 0 menor, puede hacer un habeas corpus sl cree que alguien esta ilegalmente detenido. El habeas corpus puede ser preventivo (si suponés que podes ser privado ilegítimamente de tu libertad, antes de que esto suceda), represivo (mientras estás detenido), reparador ( para evitar que permanezcas detenido ilegalmente), o restrictivo ( si suponés que estás siendo restringido en alguno de tus derechos).

El juez tiene que comunicarse con todas las comisarías (o con la que vos le digas) hasta encontrarlo, saber porqué lo detuvieron, y te lo tiene que informar. Si la detención es ilegal, tiene que ordenar la libertad.

 

Derechos del niño

Derechos del niño

Principio 1:

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

Principio 2:

EL niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo por ello por lay ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.

Principio 3:

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

Principio 4:

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

Principio 5:

EL niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimiento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

Principio 6:

El niño, para el pleno y armonioso desarollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

Príncipio 7:

El niño tiene derecho a recibir educación que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oprtunidades, desarollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe en primer término, a sus padres. El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Prinicipio 8:

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

Principio 9:

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación, o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

Principio 10:

El niño debe ser protegido contra las prácticas que pueden fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquiera otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.

Derechos de las mujeres encarceladas

La Declaración de Derechos de la Mujeres y Ciudadanas escrita en 1791 por Marie Gouze comienza especificando que “la mujer nace libre”.[1] Desde este punto de partida, realizaré un análisis de la privación de la libertad desde una perspectiva de género.

A la población de confinadas les ha tocado vivir múltiples violencias. Como muchas mujeres, éstas han vivido y viven discrímenes por razón de género, orientación sexual e identidad de género, entre otros, incluso previo a su ingreso a la cárcel. Notables son aquellos casos en los que las mujeres son sentenciadas y encarceladas por relaciones de poder en torno a su cuerpo como haberse defendido de la agresión física y sexual, por haber realizado trabajo sexual, por drogodependencia, entre otros delitos tipificados. Ameritando que dichas situaciones sean atendidas desde las miradas salubristas y de prevención que incluyan una perspectiva de género.

Cuando las mujeres que delinquen son acusadas, en la atención a los delitos en las instancias judiciales se manifiesta desigualdad por razón de género. En muchas ocasiones, las acusadas no pueden prestar fianza o pagar multas desproporcionadas o efectuar gastos por servicios legales. Cuando son sentenciadas, ya en la cárcel, se enfrentan a que muchos de los programas de “rehabilitación” pretenden reforzar los roles de género. Ejemplo de esto es que a alturas del 2012, a las confinadas todavía se les adiestra en la costura como parte de su “rehabilitación”.[2] Estos esfuerzos de reforzar los roles de género también existen fuera de los espacios carcelarios, pero en éstos adquieren mayor visibilidad. Todo ello tiene su trasfondo histórico.

Breve historia de la cárcel de mujeres

Como bien ha señalado Sandra Lee Bartky “Las mujeres tienen sus propias experiencias de la modernización de poder”.[3] En el caso de Puerto Rico, la idea de crear una cárcel exclusivamente para mujeres se venía considerando desde el siglo XIX. No es hasta mediados del siglo XX, en la década de los 40’s, cuando se discuten las leyes para la creación de dicho espacio de reclusión. En el 1940, 1941, 1942 se discutieron medidas legislativas para la construcción de una cárcel exclusivamente para mujeres y no es hasta el 1946 que se puede decir que en cierta medida se “consolida” la idea como proyecto legislativo. Todas estas leyes planteaban que las mujeres tenían que ser rehabilitadas primero para la familia (lo doméstico y privado) y segundo para la sociedad (lo público), intentando reforzar así los roles de género.[4]

Entre los múltiples factores que incidieron en la creación de dicha cárcel se pueden destacar, por el momento, cuatro elementos. Primero, la resignificación de la subjetividad del delito desde una perspectiva de género. Segundo, la situación de hacinamiento en las cárceles. Aunque no era un problema nuevo, para aquella época se comenzó a entender y a atender. De la población recluidas en cárceles, las mujeres confinadas eran (y todavía hoy son) las principalmente afectadas, ya que al ser un grupo proporcionalmente menor, han sido y son menos atendidas. Resultaba muy pernicioso para aquellas que eran madres o estaban embarazadas y recluidas en las cárceles hacinadas.

El tercer factor clave para la creación de la cárcel fueron las reformas impulsadas durante la época, junto a la consolidación del estado moderno, encarnado en Puerto Rico en el recién fundado Estado Libre Asociado (ELA). La visión reformista y rehabilitadora de la época quedó plasmada en la Constitución del ELA de 1952. Estas corrientes reformistas fueron influenciadas por visiones internacionales; específicamente de la vieja metrópoli con la visita de Victoria Kent (España) y la nueva metrópoli con la visita de Frank Loveland (Estados Unidos), entre otros. Ambos países habían pasado por sus respectivos procesos de reformas penales, influenciados a su vez por diferentes sectores sociales e ideológicos. Puerto Rico adaptó estas influencias a sus propias necesidades culturales en sus reformas penales. El cuarto factor está vinculado a las preocupaciones que tuvieron individuos y grupos organizados como las Damas Espiritistas y la Asociación de Trabajadoras Sociales en torno a las condiciones de hacinamiento de las mujeres confinadas. Estas últimas denunciaron la situación de las confinadas con hijos en las galeras de la penitenciaría de Arecibo.[5]

En el 1950 se anunció que se construiría “una nueva cárcel para mujeres”.[6] La construcción e inauguración de la cárcel prosiguió, a pesar de que incluso en 1942 el Procurador expresó resistencia a dicha creación.[7] Cinco meses después de que Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Andrés Figueroa Cordero e Irvin Flores Rodríguez participaran del ataque al Congreso de Estados Unidos (marzo, 1954), en Washington DC, el 17 de agosto de 1954, se realizó la apertura de la primera cárcel exclusivamente para mujeres, conocida hoy como la Escuela Industrial de Vega Alta (EIVA). Con esto se constató la materialización del proceso de resignificación de la subjetividad en torno a la mujer criminal en Puerto Rico. De esta forma, la experiencia de las mujeres de la modernización de poder a mediados de siglo XX en Puerto Rico refleja que por un lado, éstas ya podían votar, ingresar en el ámbito universitario y profesional; mientras al mismo tiempo, se creaba una cárcel para mujeres para recordar y reforzar los roles de género a aquellas que ya eran entendidas culturalmente como “mujeres criminales”.

Desde su apertura la EIVA atravesó situaciones inesperadas para sus administradores, se ejerció la violencia hacia las confinadas, incluyendo múltiples formas de discrimen, y desde entonces las confinadas han transgredido, resistido y violentado las normas.[8]

Múltiples violencias

Analizar las violencias en las cárceles es un asunto muy complejo que amerita un escrito más amplio. Sin embargo, se puede resumir que tales violencias son multidireccionales. Al mismo tiempo, se puede recordar y destacar que las relaciones de poder en la cárcel de mujeres son asimétricas. Observemos.

Si bien las confinadas han ejercido formas de resistencia, la violencia hacia estas ha sido mayor. Ha habido agresiones, excesos de fuerza, embarazos, hacinamientos y denuncias de discrimen por orientación sexual, entre otras situaciones. Para propósitos de este artículo mencionaremos algunas recientes.

En el 2008 se denunció la situación de hacinamiento de las confinadas de la EIVA a raíz de un traslado de confinadas de Ponce hacia EIVA. Una vez trasladadas ubicaron dos confinadas en espacios que eran para una. Según investigaciones, el hacinamiento tiene como efecto adverso el desarrollo de pobre tolerancia ante la frustración, comportamiento agresivo, automutilación, depresión, suicidios y homicidios.[9] En el 2010 se dio el caso de Vivian Marie Rivera una confinada de la EIVA que murió a raíz del descuido de salud, después de haber recibido una paliza. Se alegó que ésta había sido propinada por parte de su pareja consensual, otra confinada. De ser cierto esto manifiesta una situación de violencia entre parejas del mismo sexo a la que puede estar expuesta cualquier confinada y sin ninguna protección, pues el Tribunal Supremo de Puerto Rico, en el 2003, determinó que a dichas parejas no les aplica la Ley 54. Vivian Marie había sido recluida por posesión de marihuana y en la sentencia le fijaron como multa una cantidad de dinero que ni ella ni su familia pudieron pagar.[10]

En el 2012 hubo dos denuncias por discrimen por orientación sexual que salieron a la luz pública. El 5 de marzo de 2012, el activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano sometió una querella a la Comisión de Derechos Civiles para que se investigaran las denuncias de discrimen por orientación sexual e identidad de género realizadas por un grupo de confinadas. Explicó Serrano que “luego de varias reuniones y reclamos por parte del grupo, las mujeres fueron regresadas a la población general, no sin antes ser amenazadas por la Unidad de Operaciones Tácticas. Incluso, tenemos información de que recibieron burlas y ofensas de parte de oficiales de Corrección y que una de ellas fue golpeada luego de un confuso incidente”.[11]

La situación de denuncia de discrimen por orientación sexual volvió a ser denunciada. El 24 de marzo del 2012, trasladaron a la cárcel de Guayama 945 un grupo de confinadas que según el Secretario de Corrección, habían amenazado con incendiar la cárcel de mujeres. Las reclusas denunciaron que el traslado se debía a discrimen por orientación sexual. La Procuradora de las Mujeres participó del proceso como observadora.[12] Aunque el Secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación mencionó que se investigarían los hechos, de este caso tampoco se ha dilucidado algún seguimiento al asunto.

Otros sucesos conocidos e incluso que han sido reseñados en la prensa son los casos de confinadas que han quedado embarazadas en la prisión.[13] Lorenzo Villalba, exadministrador de Corrección, reconoció que fue tan recientemente como el 6 de marzo de 2012 que se prohibió que trabajen hombres en dicha cárcel.[14] Si bien este paso puede ser parte de la solución, es tan o más importante reformar las normas de reclutamiento y adiestramiento de todo el personal de corrección (incluidas las mujeres guardias) para que no se abuse de las relaciones de poder en dichos espacios carcelarios.

Reflexión

Los casos mencionados como ejemplo sacan a relucir las problemáticas de control social que surgen de los espacios carcelarios como instituciones de control; así como la realidad de que no son una alternativa viable para rehabilitar. Uno de los elementos del castigo es el intento de supresión de la sexualidad que es fácilmente transgredido por las reclusas. Con el traslado reciente del 2012 de las confinadas de la EIVA hacia Guayama 945, una cárcel de hombres, se puede observar que la historia no es lineal. Estamos volviendo, en cierta medida, a los espacios de reclusión mixtos (mujeres y hombres). Saber el impacto que esto conlleva amerita una mayor investigación. No obstante, se puede señalar que en el proceso han prevalecido el exceso de fuerza, las irregularidades y la ausencia de transparencia por parte de las instancias del Estado.[15]

De los sucesos ocurridos en marzo 2012 por discrimen por orientación sexual, no se ha circulado información del proceder de la Comisión de Derechos Civiles en cuanto a lo sucedido, ni mucho menos se ha circulado el informe de la investigación, si es que hubo alguno. Del Colegio de Abogados acudieron a entrevistar a las confinadas. Sin embargo, todavía no se ha llevado dicho caso ante las instancias judiciales pertinentes. Desconozco las razones. La Procuradora de las Mujeres estuvo como observadora y tampoco comunicó nada sobre la situación de las confinadas trasladadas.

Partiendo de la buena fe, quisiera pensar que están atendiendo con sumo cuidado e intentando resolver de la mejor forma posible este asunto. Ojalá. Estas instituciones también tienen que asumir responsabilidad en el asunto, ya que las confinadas siguen a la espera. Si no pueden llevar los casos, al menos que den la cara. Si se diese un abandono y olvido de esta situación, ello reflejaría una violencia adicional. Ojalá que ése no sea el caso.

Desde diferentes posiciones Pedro Kropotkin, Luisa Capetillo, Emma Goldman, Michel Foucault, Angela Davis, Concepción Arenal, Victoria Kent, Fernando Picó, Josué Luis Montijo, Teresita Martínez Vergne, y otras figuras reconocidas, han realizado críticas a los espacios de reclusión. Algunas de estas figuras, incluso, han planteado la abolición de las cárceles, aunque sea a largo plazo. Mientras exista el Estado y sus instituciones carcelarias tienen responsabilidades que asumir en torno a las implicaciones de salud (en todos los ámbitos). Son importantes los diálogos entre múltiples sectores en torno a la despenalización para reducir la cantidad de espacios carcelarios y transformar las instancias penales. Es importante que en dicho proceso se integre una perspectiva de género que incluya atención de salud sexual y reproductiva con especialistas libres de homofobia, lesbofobia, bifobia, transfobia y queerfobia.

Como ya ha mencionado Fernando Picó, el día menos pensado, cualquiera puede caer preso. Ante esto puedo destacar que las mujeres no somos la excepción. Igualmente puedo enfatizar que cualquier día inesperado una confinada puede brindarles ayuda y solidaridad a mujeres no confinadas. Recientemente un grupo de confinadas donó su cabello, con el propósito de apoyar a las mujeres pacientes de cáncer.[16] Por todo lo anterior expuesto y por muchas razones es importante atenderlas, recordar sus situaciones y promover su reinserción en la sociedad de manera justa, en equidad y en paz.